DESIDERIUM.

No preguntes como llegó hasta a mi el manuscrito, el caso es que ahora estaba desplegado delante de mis ojos descubriendome todos sus secretos. Una ténue luz de una vela alumbraba el pergamino amarillento y comido por el tiempo. Pero esa luz era suficiente para señalar una palabra en el centro del mismo ..¨Desiderium¨.

Hacía muchísimo tiempo que no estudiaba latín. Pero entre el murmullo del tiempo y el espacio, mis toscas palabras sonaban viejas y sin fuerza en un idioma que ya no se utilizaba, pero aquella palabra tenía mágia..su significado era poderoso. Nos vamos a trasladar unos días atrás, cuando estaba en aquél antiguo monasterio abandonado en mitad de la nada. Yo solo, sin más que mis utensilos de arqueólogo aficionado buscaba respuestas en un lugar elegido por el destino, ya que lo descubrí en unas de mis rutas de manera casual , en mitad de un bosque. Fué mi mirada la que giró debido a un golpe en el camino cuando descubrí aquella torre medieval derruída. Aparqué mi Kubel 181 entre un montón de matorrales y me dirigí allí. Disponía de poca luz en ese momento, pero según me acercaba notaba la presencia de algo familiar y a la vez desconocído.

Mi afición por la arqueología había empezado desde pequeño. Un amigo de mi padre me llevaba a sus escavaciones arqueológicas. Era apasionante descubrir lo oculto, tener entre tus manos pedazos de historia, soñar con el pasado en un presente incierto para dar paso al futuro. Ahora, allí , delante de aquella torre y aquellos arcos de piedra sujetados por nada mas que la voluntad del destino estaba yo. El sonido de los pájaros alimentaba mi mente . Estaba de pié, girando ante aquella inmensidad de lo que en su día fué grande y poderoso, y hoy no era mas que el esqueleto de un gigante.

Volví a mi Kubel 181 a coger unas cosas, un saco de dormir, una pequeña lampara y mi mochila con utensilios y algo de comer. Aunque era muy tarde, la atracción por lo desconocido era mas fuerte que mi preocupación por la noche. Elegí un pequeño descampado al lado de un manantial por el que brotaba agua fresca. Su sonido era relajante. Extendí una lona de camuflaje y en ella mis cosas. Respiré profundamente. Estaba yo solo en mitad de la nada, solo el bosque y las piedras silenciosas eran mis compañeras.

Caminé hacia el centro de lo que en un día fué un claustro del Cister. Cerré los ojos e intenté imaginar sus vidas en la convulsa Edad Media. Mientras imaginaba voces..pasos y gentes, escuché una voz que no podía ser parte de mi imaginación. Provenía del fondo de las ruinas. Me acerqué como pude, pues los matorrales y la mala hierba inundaban el lugar. Saqué el machete de mi cinto y corté várias zarzas que de no hacerlo, habrían rasgado mi piel. Por fín llegué allí.

Pero al llegar..nada..solo el sonido de un Búho y algún ratón de campo. Había luna llena y grácias a ella y su luz permitía ver con bastante normalidad. Me senté en el borde de una gran piedra que en su día sería el sillar de la edificación. Al rato la voz..dulce e insinuante. Era una voz femenina que me invitaba a ir..pero a donde?.

Por un momento recordé la leyenda de Musa. Musa había sido una bella dama en épocas antíguas. Su belleza e inteligencia la hicieron ser admirada, querida y a la vez..odiada. La acusaron de bruja, falsa acusación por supuesto, y acabó en la hoguera. Desde ese día, cuenta la leyenda que se aparece para dar la verdad y guiar a quien la busca haciendo honor a su nombre, inspira a encontrar tu inspiración y elegir el camino correcto pese a las encrucijadas de la vida. Quizás sería ella..yo estaba en un lugar que no había elegido , solo el destino jugaba por mí.

La voz volvió. Esta vez me levanté y corrí hacia ella. Cuanto mas me acercaba mas fuerte sonaba. Tropecé con una raiz y al alzar la cabeza allí estaba. Radiante..luminosa y sonriente. Los ojos brillaban con luz própia. Balbuceé sin aportar ningun sentido a mis palabras. Ella me tomó la mano y me levantó. Con un gesto de su cabeza me invitó a seguirla. Al rato, estaba delante de un gran muro. Señaló a una de las piedras y yo me acerqué. Por sus gestos quería que descubriera lo que allí se escondía. Me costó encontrar el resorte que la hiciera girar, pero lo conseguí. Mi corazón latía tan fuerte que mis tímpanos creían explotar. Dentro estaba un pergamino viejo y amarillento.

Lo agarre con cuidado . Mis manos temblaban ante aquel descubrimiento. Sentía nerviosismo y a la vez confusión, rodeado por un paz inusual que nunca había sentido. Noté un suave aliento en mi cuello, como si el susurro de un beso pasara a saludarme. Al girarme ella ya no estaba. Volví sobre mis pasos hasta mi improvisado campamento. El resto de la historía es como comencé. Encendí una vela y desplegué el manuscrito. Alguien en el pasado lo había escrito en un latín perfecto, remarcando una palabra, DESIDERIUM.

Mi mente lloraba por la emoción de haber encontrado lo que mucha gente había perdido.  La  falta de escrúpulos, el interés de aplastar al debil, la anulación de la voluntad humana ,han hecho de muchas personas la perdida de luchar por sus deseos, sus sueños anhelados, en resumen, ser ellos mismos. Hoy en día reflejan lo que no quieren ser, ocultos tras una armadura llena de piezas que no encajan. El manuscrito devuelve al ser lo que siempre buscó..ser el mismo..y activar el verdadero deseo.

Desiderium es Deseo. Sonriente volví a enrollar el pergamino y observé a la luna con lágrimas en los ojos.

About these ads

Etiquetas: , , , , , , ,

About elbauldeguardian

Adventure, Passion and live!!..

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 483 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: