La selva de la desesperación.

Llevaba horas en aquel pantano. Tenía un tremendo dolor de cabeza y el cuerpo dolorido. Segúramente habían pasado várias horas desde que su canóa volcó al chocar contra aquel tronco en los rápidos de uno de los ríos tropicales mas salvajes.

Intentó palpar a su alrededor mientras su mirada estaba aún enturbiada por su mal estado de salud. Lentamente tocó una rama y se aferró a ella. Intentaba salir de aquel pantano, se sentía entumecido . Sus pocas fuerzas le ayudaron a trepar no sin antes resbalarse varias veces entre el lodo y golpearse contra las rocas de la orilla. En un momento recordó el porqué estaba allí.  Se había sentido muy solo en las últimas semanas . Su decisión de adentrase en medio de la selva no fué casual. Buscaba silencio y relax. Construyó una cabaña de ramas y hojas en un lugar rodeado de arboles frondosos, animales exóticos y el fuerte sonido de la llúvia tropical. Le gustaba estar tumbado en la hamaca que colocó entre dos viejas palmeras, escuchando la lluvia golpear sobre las hojas mientras hojeaba un buen libro. No se preocupaba por nada más que respirar cada día el tórrido ambiente húmedo de la selva, sin recordar su túrbio pasado, pasado que le llevó allí.

Un día, agarró su canóa y se adentró en los rápidos de uno de los ríos que estaban cerca. Iba descalzo, con una vieja camisa militar roida por el tiempo, sus barbas descuidadas y un sombrero tan desgastado como su moral. La verdad es que se despistó, porque había bajado esos rápidos mas veces y nunca tuvo problema alguno. Ahora era diferente, un tronco en mitad de su ruta, una mirada fuera de su objetivo, y el agua con fuerza ya estaba golpeando sus pulmones. Por un momento creyó morir..pero no era su hora.

Lentamente consiguió quedarse en la orilla, repirando lentamente. Posíblemente tenía un par de costillas rotas, además de sentirse desorientado. No había restos de su canóa, lo mas probable es que se hubiera despedazado contra las rocas en la cascada. Miró a su alrededor, solo mosquitos, y lo peor..cocodrilos. Sabía que un movimiento en falso sería su muerte. Quien lo iba decir, morir en las fauces de un cocodrilo en mitad de la selva por un mal descuido, por dejarse llevar por el curso del rio.

El saurio giró lentamente su mirada hacía el. Se arrastró como pudo entre el barro mientras el tremendo depredador se sumergía para atacar a su presa. Embadurnado y con dolor solo consiguió avanzar unos pocos metros. Su respiración era lo único que se escuchaba entre sus movimientos torpes . Nada podía decir que pudiéra ser salvado, pero de repente, una mano lo agarró con fuerza y lo arrastró lejos del cocodrilo, que ya estaba a poca distancia de su cena.

Su mirada solo pudo ver una mujer. Sus parpados se cerraron a los pocos segundos de verla, cuando despertó estaba un viejo hospital tropical. Nada que le hiciera recoradar su rostro..solo una sonrisa, una mirada y la fuerza de su mano aferrandolo a la vida. Pasó vários día en aquella habitación hasta que uno de ellos salió por la puerta. Caminó hasta el pequeño puerto y se sentó en la orilla. Algo flotaba en el lago, un trozo de madera similar al que estaba fabricada su canóa. Si..era su canóa, o lo que quedaba de ella. Por un momento comprendío lo efímera de la vida. Desde ese día busca la mirada que lo salvó aferrandose en las manos que encuentra buscando la fuerza de la vida.

 

About these ads

Etiquetas: , , , , ,

About elbauldeguardian

Adventure, Passion and live!!..

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 485 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: