Reino del Infierno.

Cuando le prometieron que acudir en defensa de los Santos lugares le traerían riquezas y el perdón eterno, amén de un lugar en el cielo, no se lo pensó dos veces.

El era joven e inexperto en muchas lides, pero no en el arte de la guerra, pues su padre al igual que su abuelo, habían sido grandes caballeros que le habían instruido en el noble arte de las armas, llenando su cabeza de aventuras y misterios por descubrir. Desde muy pequeño se quedaba boquiabierto observando a los caballeros partir a la batalla. El sonido del metal chocando contra los arneses de los caballos, el relinchar de los mismos y la mirada altiva y a la vez temerosa de aquellos que no sabían si podrían regresar algún día. Entre juegos y verdades pasó su vida, hasta que un emisario llegó al castillo de su padre con la noticia de que había caido en combate. Hacía meses que no lo veía desde que partió con un grupo de hombres a Tierra Santa. Cuando vió llegar al emisario portador de tan malas nuevas se desplomó en el suelo sin poder levantar cabeza, tocando la tierra con sus dedos como queriendo dibujar el rostro de su difunto padre, muerto en la guerra. Sus ojos llenos de ira, era lo único que se podía ver aún no observandolo.

Estamos ahora en la época de la segunda cruzada. Era el año de nuestro Señor de 1145. El objetivo..Jerusalén. Al igual que la anterior un baño de sangre y gritos por ideologías y religión. El prémio para unos era el perdón para los que se adentraran en tamaña empresa, y para otros riquezas, tierras y nombramientos, en el nombre de Dios.

Cada vez era mas y mas dificil sustentar las grandes pérdidas de hombres en la guerra. Los Turcos, y sus aliados, bién pertrechados para la batalla ponían muy dificil la labor de conquista de los Cristianos Cruzados.Pronto llegaron nuevos reclutamientos, y el joven, ahora señor del castillo, aceptó sin pensarselo acudir a la llamada del Papa Eugenio III. Solo dejó un pequeño destacamento de guardia en la fortaleza, y partió con un séquito de 30 caballeros bien armados.

El viaje fué largo y no exento de peligros y batallas, hasta que llegaron a Damasco. Allí comenzó el principio del fín, donde el cielo se tiñó de rojo y la tierra se fundió con las almas perdidas. Los musulmanes, mejor equipados para el clima y con grandes aliados hicieron perder muchos hombres, irremplazables, a los Cruzados. Estos caballeros cristianos, muchos de diferentes órdenes religiosas eran aguerridos guerreros, muchos de ellos con mucha experiencia y cicatrices de batallas.

De sus 30 hombres, no quedó ninguno. Solo el en medio de un monton de sangre y hierros retorcidos, con la arena teñida de ese color bermejo calentado por el abrasador sol. El sudor le impedía ver claro. Solo podía escuchar el soplido de cientos de caballos y camellos a su alrededor. Sarracenos que lo miraban con indeferencia. Observaban a un joven inexperto pero valiente, que había caido en una emboscada en mitad de la nada. Por un momento, recordó la sonrisa de su padre, como jugaba a la guerra en el pátio de armas con el, verlo llegar en su brioso caballo negro y correr a su encuentro. Ahora, despojo y sombra de lo que un día fué esperaba su premio, su gran regalo, el perdón y el cielo eterno por luchar en tierra de nadie.

Cargado de cadenas, caminando en el pesado desierto arrastrando su debil alma hacia la muerte dejó atrás a los cuerpos de los valientes cuyas almas volaron lejos de aquella locura. Ahora, esperaba su verdadera recompensa, el Reino del Infierno en vida.

About these ads

Etiquetas: , , ,

About elbauldeguardian

Adventure, Passion and live!!..

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 475 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: