La puerta..

Hoy en el baúl he escrito un bonito cuento, espero que os guste!!

Siempre que nos acostabamos, escuchaba la puerta. Aquel chirrido era inconfundible y delataba que el misterio de lo que estaba detras de aquella entrada nos hacía imaginar mil cosas que nos impedía dormir.

Estabamos viviendo con nuestro abuelo, un gruñon anciano con fuerte caracter y grandes barbas blancas. Apenas hablaba, solo refunfuñaba entre dientes, aunque nos quería con locura. Nuestra vida no había sido facil, desde que nuestros padres desaparecieron y nuestro abuelo se hizo cargo de nosotros.

A veces, en el portal de aquella gran casa de madera, el se sentaba en su viejo sillón y su mirada melancólica se fijaba en la puerta, esa puerta grande que estaba en frente de la habitación principal. Cuando nos acostabamos, despuer de cenar, siempre escuchabamos esa puerta que nunca engrasaba. No nos dejaba ni entrar ni saber que había detras, pero aquella noche, mi impaciencia y curiosidad fué mas fuerte que la ordén de dormir y esperar al dia siguiente.

Mi hermana ya se había dormido. No me fué dificil no despertarla, ella siempre dormía como un tronco. Descalzo como estaba fuí palpando en la oscuridad, despacio, sigiloso, hacia la misteriosa puerta.

Allí estaba, entreabierta, sin mas luz que la que tenuemente salía del interior de aquella gran habitación. Me asomé lentamente y allí estaba, mi abuelo, sentado en una vieja moto.

Con un trapo viejo acariciaba su antiguo depósito, y en su cara vi algo que nunca había visto, una sonrisa. Sin darme cuenta, me apoyé demasiado en la puerta y esta se abrió mas con su típico chirrido.

Mi abuelo levantó la mirada y me vió, asustado, en el suelo de aquella habitación frente a su moto y su rara sonrisa. No se inmutó, con un leve gesto me invitó a marcharme a la habitación , cosa que por supuesto hice corriendo.

Al dia siguiente, y sin apenas dormir, escuchamos un tremendo estruendo, un sonido hueco, a la vez metalico, como el trotar de un caballo mecanico. Era mi abuelo. Sonreia montado en su moto y nos invitaba a acercarnos a su lado.

Con miedo nos acercamos, pero el sonreía, mientras acariciaba nuestras cabezas. Sin mas le pregunté porqué sonreia..y el me dijo:

Ha vuelto a latir..esto que escuchais es parte de la historia, una Harley Davidson..ella vive a mi lado desde siempre, la gran guerra,mi viaje por Europa y ahora aqui, a vuestro lado.., hoy a vuelto a nacer, y yo con ella. Desde ese día el despertar mejor del mundo no es el de un gallo o un despertador, es aquel sonido traqueteante.

Anuncios

About elbauldeguardian

Adventure, Passion and live!!..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: