Mágia en Shillong..

En la pequeña plaza abarrotada de gente, una pequeña estatua de un perro coronaba la parte alta de aquella fuente donde todos se lavaban y tomaban el agua. Era de hierro..ya oxidado por el tiempo y las inclemencias.

Febbie era una chica de Shillong que le gustaba ir todos los dias al atardecer, justo cuando el sol estaba a punto de ocultarse y dejar que el manto de la noche cayera sobre la plaza, dandole otro color a las viejas piedras.

Se sentó en el borde de la fuente y comenzó a jugar con un recipiente que alguien había abandonado u olvidado encima del agua enturbiada por la cantidad de personas que habían pasado por allí.

Febbie se sentía relajada llenandolo con aquel agua y dejandolo verter lentamente sobre la fuente. Cada vez que miraba hacia arriba, veía aquel perro de hierro oxidado observandola, su mirada era triste, como queriendo decir..salvame!.

Llenó de nuevo el cuenco de agua y subiendo a lo mas alto hizó ademán de darle a beber. Febbie sonrió. Aquel perrito estatua nunca mojaría su hocico en el agua, siempre rodeado por ella, y sin poder beberla.

Se hacía tarde, y tenía que volver a su casa. Se puso sus sandalias mojadas y dando un beso al perro de hierro se marchó caminando sin perder de vista a su amigo.

Ya estaba dormida cuando escuchó un sonido en su ventana. Se levantó y asomandose por ella vió a un perro que estaba feliz debajo esperandola.  Febbie saltó por la ventana y abrazó a su nuevo amigo..estaba mojado y frio, y era sospechosamente parecido al perro de la estatua de la fuente.

A Febbie no le importaba que estuviera húmedo, era su perrito, y ahora tenía un amigo para siempre.

Lo llevó dentro y lo secó, lo dió de comer y beber y lo acostó a su lado. Se durmió profundamente.

Al despertar por la mañana, el perro no estaba allí..habría sido un sueño? Rapidamente salió mal vestida corriendo hacia la plaza..y allí estaba..la fuente, las gente abarrotandola..pero no estaba la estatua del perro. No podía creerlo.

Vovió a su casa, cabizbaja, pensando cual era la realidad y lo fantastico. Al entrar en su habitación alli estaba su perro, sonriente..la magia estaba en Shillong.

Anuncios

About elbauldeguardian

Adventure, Passion and live!!..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: