Carretera al vacío .

El sonido de una serpiente de cascabel me hizo despertar de mi letargo de mas de dos horas allí tumbado en mitad del desierto . Cualquiera que escuche mi historia pensara que soy un loco que apareció perdido en mitad de la nada, y en lo de loco quizás se acercan un poco, pero no en lo de perdido ya que estuve mas perdido al comienzo de mi vida que donde me encontraba ahora.
Y la pregunta es como era yo antes. Quizás no era distinto que cualquiera de vosotros. Me levantaba por la mañana, me daba una ducha,tomaba un café y me marchaba a trabajar. Después comer..regresar y poco mas, un ciclo de vida monótono y sin sobresaltos.
Cada día que pasaba era uno mas hacia la depresión mas absoluta, todo se volvía un sin sentido. Daba igual poseer un buen coche o tener una buena casa, nada me llenaba y eso era preocupante.
Cierto es que para muchas personas tener trabajo y una excelente posición social lo es todo, pero la vida, esa que nos toca vivir, es la que nos marca las pautas. Un día leí ” el destino juega las cartas..pero nosotros barajamos” bueno..o algo así, el caso es quede entiende perfectamente verdad?..y como esta frase no hacia mas que dar vueltas en mi cabeza decidí barajar las cartas y jugar la ultima partida de mi vida.
Lo primero fue venderlo todo. Obviamente necesitaba dinero para mi “nueva vida” . Lo segundo fue irme a comprar un viejo automóvil, darle una segunda oportunidad a un coche destinado a ser un montón de chatarra. Uno me llamo la atención, un Vw Kubel 181 del 69 que estaba destartalado,oxidado, pero su corazón sonaba como el mío, fuerte y con ganas de aventura .
El vendedor me miro con cara de asombro. Ni en sueños habría pensado vender semejante automóvil , pero ahora era mío.
Ahora le sigue la cuestión que era donde ir y aunque en mi cabeza rodaban varias ideas una era la que predominaba sobre otras, una carretera en mitad del desierto . Circular sin parar, sin rumbo fijo.
Monte todas mis cosas en el coche, me puse mi gorra verde, aquella que siempre llevaba a mis viajes y que siempre pensé que me daba suerte, y arranque el VW. Su sonido era fuerte, no podéis imaginar cual sonaba mas fuerte, si los descompasados cilindros del motor o mi corazón.
Antes llene el deposito de mi hambriento nuevo amigo y empezamos nuestra ruta juntos.
El desierto empezó antes de lo previsto. El calor de mas de 46 grados hacia de la carretera un completo espejismo donde imágenes extrañas se mezclaban con mis enturbiados ojos. Esa carretera era interminable, larga y solitaria, como yo había soñado, aunque quizás demasiado solitaria. La radio no funcionaba y el calor que entraba por las ventanas era como si Lucifer soplara sobre mi cara aliento de fuego.
Pare el coche en mitad de la nada y baje a estirar las piernas. El sopor pudo conmigo y allí sentado, a la sombra de un gran cactus me quede dormido, el resto ya lo sabéis . Aquella serpiente me devolvió a la realidad, menos mal que no me mordió, sino me habría devuelto al mas allá.
Monte en mi auto de nuevo, empapado y arranque . La carretera se estrecho mas y mas, pero seguía siendo recta,hasta que de repente, se acabo. Después solo la nada, el vacío mas absoluto. Detuve el motor y salí a observar . Intente respirar y no pude,el aire era tan caliente que abrasaba mis pulmones, me senté junto a mi viejo caballo de acero y me deje llevar al vacío.

20121004-194510.jpg

Etiquetas: , ,

About elbauldeguardian

Adventure, Passion and live!!..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: