Atrapados en Luxor.

1942. La segunda guerra mundial estaba en su momento mas álgido. Las tropas alemanas estaban perdiendo parte del norte de África. El general Rommel, respetado y querido tanto por sus tropas como por sus enemigos, se batía en retirada hacia el Cairo para afianzar su situación y recibir refuerzos por mar. Las bombas caían cada vez mas cerca, y en la huida del general ingles Montgomery, uno de los carros de combate alemanes, un Panzer IV quedó atrapado entre el fuego del proyectil que lo alcanzó y una duna del desierto que no lo dejó avanzar.

En el impacto, tres de sus cuatro tripulantes murieron..pero el tercero, consiguió salir del tanque por la escotilla de debajo, no sin dificultad.

Arrastrándose por la caliente arena y entre los hierros calcinados de otros vehículos, Hans consiguió ocultarse herido en el lateral de un cañón anticarro abandonado. Pero las tropas inglesas estaban llegando, y el estaba solo, ya que el resto de sus compañeros habían dado retirada hacia El Cairo.

Aquí!!! Dijo un oficial ingles con fuerza..¡¡Enemigo!! rápidamente el joven soldado alemán fue atrapado a pesar de que esta herido.

En cuanto vieron que estaba malherido, decidieron trasladarlo junto con otros prisioneros a un hospital de campaña.

Allí lo metieron en una cama y lo dejaron atendido. El pensaba en la estúpida guerra y en su familia, familia que posiblemente ya no vería nunca mas. Estaba herido en una pierna, una esquirla del carro de combate se le había alojado en el tendón izquierdo. Triste y abatido, entre tanta destrucción y sangre, no deseaba nada mas que salir de allí, y que la guerra terminara.

De repente noto unas manos que le tomaban la temperatura en la frente. El pensaba con los ojos cerrados, pero cuando sintió esas manos abrió los ojos y allí estaba..

Parecía un ángel..su cabello, sus ojos llenos de vida ..y esa sonrisa alentadora le dio de nuevo la vida.

Animo soldado!! Le dijo en un alemán perfecto!! Pronto estarás recuperado, sonríe! ..el esbozó una ligera sonrisa, y pregunto: ¿ Como te llamas? ¿ porque hablas mi idioma?..ella, volvió a sonreír, se colocó el delantal blanco y le dijo, me llamo Martha, hablo tan bien tu idioma porque mi madre es alemana..bueno, tu descansa, esta inyección te ayudara a soportar el dolor y a dormir.

axis-prisoners

Así fue, al instante se quedó dormido.

Al día siguiente, unos soldados entraron y se lo llevaron. Ya estaba casi recuperado, y lo trasladaban a un campo de prisioneros cerca de Luxor.

Según lo llevaban, algo le hizo volver la mirada, y allí estaba, su enfermera..Martha. Vamos!! Le dijo un soldado mientras lo empujaba..adelante..no te pares! Y en el empujón Hans tropezó y cayó al suelo.

Martha corrió hacia el y trato de ayudarlo, pero el soldado ingles le dio una bofetada que la tumbó en el suelo.

Hans, se levantó como poseído por el Diablo y golpeó al ingles con tanta fuerza que lo lanzó unos metros. Al instante, otros soldados lo aplacaron golpeándolo con sus porras sin cesar.

Un oficial entro en la tienda de campaña al oír el revuelo.

¨¡¡Firmes!! ..Dijo al entrar allí, los soldados se cuadraron al instante, dejando al moribundo alemán en el suelo . Una vez le explicaron lo ocurrido, ordeno la prisión de los dos, el metido en un agujero de castigo, a pleno sol egipcio. Ella, recluida en una celda .

A medida que el sol golpeaba su piel, notaba como su vida se esfumaba. Los insectos le comían los ojos, y las cucarachas eran las únicas compañeras de agujero de castigo. El olor allí dentro era un mezcla se carne podrida y sudor.

Ella, en la celda buscaba como evadir el castigo,solo encontró un motivo, pensar en el.  Esa era su salida, su forma de escapar de esos escasos 12 metros cuadrados de grises paredes.

Hans también volaba a su lado. Imaginaba que el agua que necesitaba se la daban sus labios, y la vida su corazón.

Pasaron dos días encerrados, y quiso el destino que Rommel atacara esa guarnición con ataque aéreo. Los Stukas silbaban en su ataque en picado mientras las baterías antiaéreas zumbaban proyectiles sin mucha suerte.

Los ingleses abandonaron la plaza y huyeron a una posición mas segura. Pero en la huida se olvidaron de Hans y de Martha .Allí encerrados sin mas que sus débiles vidas, rodeados de fuego y sol abrasador, solo les quedaba esperar la tibia muerte y ser comida de los buitres.

Un avatar del destino hizo que por allí pasara un Tuareg, que abrió las celdas y los rescató de su cruel final.

Los llevó a la tienda del desierto y los curó.

Cuando despertaron, estaban uno junto al otro, cubiertos de vendas ,mirándose fijamente a los ojos, ella, con los labios hinchados por el sol y la falta de liquido, sonrió y el la besó con suavidad. Sus débiles cuerpos se abrazaron y las fuerzas que les faltaban notaron como las recuperaban.

Se habían conocido en la guerra, los dos en distintos bandos, pero solo el amor había podido unir lo que la guerra había querido destruir.

El Tuareg al verlos dijo: La vida es vivir cada momento..intenso, y único.. esa es la realidad, nuestra historia es la historia de hacer posible lo imposible. Debes creer en ti porque de ti parte la luz que puede alumbrar hasta el pozo mas oscuro, solo así podrás tomar el agua de la vida y nadar en ella para siempre.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

About elbauldeguardian

Adventure, Passion and live!!..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: