LA MONTAÑA.

Desde el balcón podía ver aquella montaña, altiva y poderosa que en otra épocas había sido un volcán. Rodeada y abrazada por las nubes daba la sensación de ser mas alta de lo que es realidad era. La solía gustar salir a respirar el aire puro, hinchar sus pulmones con el viento fresco de la mañana, ySigue leyendo “LA MONTAÑA.”