El abrazo final.

Sus ojos estaban enrojecidos de tanto llorar.Sus suspiros se mezclaban con las lágrimas que resbalaban por su mejilla mientras acariciaba la fría lápida con sus uñas arañando despacio el duro y pesado mármol. Llovía a cántaros,sin parar, dejando que su maquillaje hiciera dibujos en su bonito y triste rostro. Nadie estaba en el cementerio en ese momento, algoSigue leyendo “El abrazo final.”

Un Halloween para la eternidad.

Las campanas de la iglesia comenzaron a tañer sin motivo aparente. Cualquier otro día me habría dado igual , pero esa noche era la noche de difuntos. En mi pueblo era algo solemne, velar los muertos, rezar por ellos en silencio y desear que sus almas estuvieran en un mundo mejor. Pero yo era joven. Quizás demasiadoSigue leyendo “Un Halloween para la eternidad.”

La flor marchita

Hola amigos!!..como sabeís entre historias del motor clásico y aventuras os escribo cuentos originales que os hagan soñar..espero que os guste!!..   El enterrador llevaba mas de 50 años trabajando en aquel cementerio. De cuerpo delgado y el rostro surcado por arrugas tan profundas como los años de experiencia que tenía abriendo fosas y tirandoSigue leyendo “La flor marchita”