Tag Archive | invierno

Supervivencia en la nieve.

Hola amigos!

Imaginad encontraros en mitad de un paraje inhóspito y frío  Llevas caminando por la nieve varios km sin encontrar nada ni nadie, solo la fría nieve que todo lo cubre y que cae sin parar. Tu coche se quedó atascado en una carretera que había desaparecido bajo el manto blanco y no te quedó mas remedio que salir a buscar ayuda.
_MG_8549
Es evidente que esto comienza como un relato de cine. .pero sabemos que puede convertirse en una cruda realidad. Aquí os dejo algunos consejos muy importantes que seguro te serán muy útiles:
Intenta no comer nieve, te producirá diarrea.
Nunca comas bayas con aspecto de bolas rojas, ni setas sin conocerlas exactamente ( te puedes intoxicar o peor..morir), en España existen varias especies y son muy venenosas. En caso de no tener agua, puedes derretir nieve dentro de un recipiente y a continuación le añadirás los minerales necesarios mediante la adicción de unas gotitas de tu orina ( si… también pe puedes lavar las manos con ella, desinfecta). Si tienes comida, raciónala lo más posible. Si no tienes cremas protectoras, ten el rostro tapado durante todo el día y cubre tus ojos con una tela a la que harás unos hoyos muy pequeños para ver. Si tienes que pasar la noche en la montaña busca un buen refugio, eso si, intenta que esté a resguardo del viento y orientación sur.
– Descansa sobre un aislante del frío, como tu mochila, ramas, etc..si es posible.
– Si hay rocas cerca, busca algún hueco o entrante.
– Si hay pinos u árboles, también te servirán de refugio. Sin herramientas ni experiencia, hacer un igloo o refugio en la nieve es casi imposible. Si decides pasar el día en tu refugio, hay mucha ventisca o estás herido procura dejar alguna marca grande para que puedan localizarte los helicópteros, como una cruz de ramas.

Si estas mal equipado, y con el frío metido en tus huesos, buscas una salida, la que te ayude a sobrevivir en aquel mundo de hielo.

Como veis el post de hoy trata de como salir airoso de una situación difícil en una supuesta ola de frío polar , espero que os guste, feliz día..y abrigaros bien !!

ITV..un Kübel 181 al ataque!

Hola amigos!!

Hoy he ido a pasar la ITV ( Inspección técnica de vehículos  a mi querido VW Kübelwagen 181 militar. Ya había pedido hora hacía unos días y hoy era cuando tenía cita.

La mañana no podía ser mas fría ( bueno si..)..unos 3 grados bajo cero, niebla que no se veía ni un burro a tres pasos, y la carretera helada. Arranqué el VW y su sonido alegre y ronco inundó el garaje, encendía las luces y me dirigí al polígono industrial donde se pasa la inspección.

la foto (5)

Como todos sabéis es obligatorio pasarla cada año.En ella te miran todo, desde luces, frenada, carrocería, bajos,ruedas, llantas..etc , y con ello se aseguran de tu coche esté al 100% seguro y listo para circular según la ley vigente. Cuando llegué tenía delante de mi otros 9 vehículos delante, mas modernos,. Lo primero que pasé fué la prueba de emisiones, los gases que tanto preocupan al medio ambiente, y sabéis?..pasó con sobresaliente!!..

la foto

Después tocaron las demás pruebas..freno de mano, de pie, intermitencias, luces varias…las personas y especilistas del lugar quedaron asombrados ante el magnífico estado del Kübelwagen 181. Algunos salieron con cámaras a hacerle fotografías.

la foto (1)

Mas tarde y después de unos minutos me dieron la certificación final..FAVORABLE!!..y lo mejor..sin ningún defecto leve, todo PERFECTO!!..y super feliz de regreso al casa, eso sí, con la calefacción estática puesta a tope.

Bueno amigos..espero que tengáis vuestro clásico en perfecto estado y podamos cruzarnos juntos en la carretera..feliz día!!

No cierres los ojos.

Tenía los pies helados e hinchados de tanto caminar por la nieve. Sus desgastadas botas de poco le servían , ya no eran mas que un trozo de cuero seco y unas tachuelas reventadas. Frotaba sus manos con fuerza para intentar entrar en calor intentando atravesar sus manoplas de tanta fricción, pero el frío era intenso, y de nada servía por mucho que lo intentara.

A lo lejos se divisaba una enorme humareda según iba alejando , dejando un surco profundo en el suelo sobre el gélido hielo. Solo sus intensos ojos negros era lo único que se podía ver a través de una bufanda hecha con un trozo de abrigo quemado y su gorro de lana. Ver su mirada en contraste con el manto blanco de la nieve era como observar la profundidad de una vida en sus frías retinas.

Por un momento creyó ver a alguien que se acercaba hacia el, pero no, era el espejismo de un sueño, de creerse a salvo de todo mal, caliente frente a una cálida chimenea cargada de troncos de roble que lo calentaran mientras saboreaba una taza de café. Unas manos dulces y suaves de mujer que acariciasen su cuerpo tullido y dolorido, una cama que no fuera un trozo de metal unido a unos muelles mal puestos, con un colchón sin chinches ni piojos. Aún no había llegado el momento de ver con sus propios ojos lo que su mente dibujaba con ansia e ilusión.

Giró despacio su cabeza hacia la ciudad que abandonaba. Unas imágenes pasaron por su frente recordando sonrisas de victoria en aquel verano de 1943 cuando se dirigía a Stalingrado. Todo pasó demasiado deprisa..aunque las desgracias lentas. La guerra lo había atrapado en medio de la nada, de una obcecada obsesión por conquistar una ciudad a golpe de munición y muerte. Ahora, el, un simple soldado del difunto y vencido 6º ejercito Alemán , caminaba solo por un desértico páramo nevado donde los únicos arbustos eran trozos de metal y vehículos destruidos, las piedras eran hombres de ambos bandos congelados con la forma en la que murieron. Según los veía imaginaba su cara en cada uno de ellos ya que era posible que en breve cayera en la nieve muerto de frió . Quizás era lo mejor, caer en el lecho blanco y frío y dejar volar su alma desfallecida que resultar prisionero de los Soviets.

Foto: archivo.org

Se apoyó en el costado de un trozo de lo que fue un avión . Sus rodillas temblaron y cayó sentándose sobre el frío suelo. Sus labios estaban hinchados , desnutrido y sin fuerzas, miró al cielo mientras la nieve se mezclaba con sus lágrimas congeladas. ¨No cierres los ojos¨se repetía una y otra vez,¨ sigue con ellos abiertos, mira mas allá, vuela con tu mirada donde tus piernas no te pueden llevar¨..

Una sombra se acercó desde atrás. Era una mujer rusa, de penetrante mirada y vestida con el típico uniforme acolchado del ejercito ruso. Al verla intento esbozar una leve sonrisa, pero su cuarteada cara por el frió no se lo permitió, ya no sentía apenas dolor, solo deseaba morir y dejar aquella guerra para siempre. La mujer se abalanzó sobre el y lo envolvió en una gruesa manta empujándolo a un improvisado trineo que hacía las veces de camilla. Comenzó a tirar con fuerza en dirección a una de las muchas casas derruidas del suburbio de la ciudad. Jadeaba en cada tirón mientras el seguía con la mirada abierta, como queriendo lanzar una señal al destino , diciéndole, ven..te espero con la mirada frente a ti..mírame a los ojos si deseas llevarme.

Dentro de la casa había un pequeño fuego hecho con restos de ropas y maderas. Lo tumbó cerca de ella y lo abrazó. Por un momento sus pupilas se fundieron en una sola mientras se miraban y el notaba el calor del cuerpo de aquella chica que lo estaba dando todo por el. Sintió un fuerte dolor en sus piernas según entraba en calor, pero en la medida que se descongelaba, también lo hacían sus lágrimas. Notó su denso sabor salado en sus cuarteados labios. Ella apartó su bufanda y lo besó. En ese momento cerró los ojos y murió.

Nunca se rindió, con todo, la guerra es dura..aún mas la derrota..pero sobreponerse a ella es la mejor victoria..fue su último pensamiento antes de cerrar su mirada al mundo. La joven se quedó a su lado, pensativa, con la mano entrelazada con la suya viendo su cara y en ella una sonrisa.

 

 

VW Kubelwagen 181..sin miedo al invierno!

Hace mucho frío. La verdad es que ya nos estábamos acostumbrando a una estación sin frio pero la verdad es que aunque con retraso, ya está aquí. Te asomas por la ventana y ves que los copos de nieve han inundado el paisaje con su caracteristico manto blanco.

La temperatura no es excesivamente fria, unos 2 grados. Aún así, es frio, y las ganas de lanzarte a la aventura con tu Kubel 181 son mas fuertes que las de quedarte en casa mirando al horizonte. Nuestra caja de acero está congelada..mucho frio bajo una capota de lona que aísla mas bien poco. Pero tenemos un arma oculta y misteriosa..la calefacción.

Eso sí. Nuestro VW es un modelo especial y viene dotado de un quemador/calefactor de gasolina aparte. Sí amigos del Baúl, habéis leído bien. En la parte frontal, bajo el capó delantero se esconde un cilindro que está conectado al depósito de gasolina, y que a su vez está accionado por 2 interruptores al lateral derecho del volante. Se trata de una calefacción estática, incorporada en modelos destinados a rigurosos inviernos.

Este maravilloso invento, te permite calentar tu vehículo aunque no tengas arrancado el Kubel 181. Posee un temporizador de 30 minutos, aunque bastan escasos 10 para que dentro te encuentres como en casa, calentito, pese a tener una capota de lona. Gran invento el quemador de gasolina. Toma una pequeña parte del depósito del coche, un consumo mínimo..y a cambio..calorcito rico.

Ahora sí!!..ya podemos irnos a guerrear por la nieve sin miedo al invierno, te apuntas a la aventura?

Invierno..frio..y yo en moto?

Miro el cielo y aunque es de noche, puedo percibir que la mañana siguiente será fría. Las estrellas que lucen en un cielo raso indican que es casi seguro que en la época que estamos amanezcan los arboles y las carreteras con una fina capa de hielo.
Aunque las condiciones meteorológicas parecen ser adversas hay algo en el alma de un motero que hace que el clima mas frío se convierta en una ocasión inigualable para compartir excelentes momentos junto con compañeros de ruta.
Pero claro..imaginad que al madrugar te asomas a la ventana y ves toda esa escarcha matutina. Luego miras tu moto allí aparcada,en el garaje, calentita..subes de nuevo y con la pasión de un guerrero te vistes acorde con la situación.
Botas de invierno, calcetines térmicos, ropa de cordura debidamente acolchada y térmica…braga para la garganta ( no de las otras..;-) )…casco..guantes …uffffff..pareces un muñeco Michelin !.

Bajas de nuevo al garaje y ahora abres la puerta. Entonces notas el todopoderoso Dios del viento que sopla ese aire helador que te congela hasta el suspiro. Mas no importa..arrancas y al rato ya estas en ruta hacia una concentración invernal.
La gran pregunta..¿ Y como aguantas?..cafés calientes, ..paradas intermitentes..y aunque todos sabemos lo durisimo que es el invierno en moto, las largas horas compartiendo historias y buenas compañías hacen entrar en calor el alma congelada.

Ahora si..el invierno esta aqui..frio..mucho frio..y tu, vas en moto?

20111202-170520.jpg

A %d blogueros les gusta esto: