El abrazo final.

Sus ojos estaban enrojecidos de tanto llorar.Sus suspiros se mezclaban con las lágrimas que resbalaban por su mejilla mientras acariciaba la fría lápida con sus uñas arañando despacio el duro y pesado mármol. Llovía a cántaros,sin parar, dejando que su maquillaje hiciera dibujos en su bonito y triste rostro. Nadie estaba en el cementerio en ese momento, algoSigue leyendo “El abrazo final.”

EL ASCENSOR.

Vaya..llevo esperando mas de 15 minutos y el ascensor no baja, decía mientras tocaba con insistencia el botón de llamada. Estaba solo, sin nadie que pudiera dar un poco de conversación, aunque en esa situación era mejor que nadie se le acercara. Alguien debía estar cargando el ascensor de bolsas, o dejó la puerta abiertaSigue leyendo “EL ASCENSOR.”

No cierres los ojos.

Tenía los pies helados e hinchados de tanto caminar por la nieve. Sus desgastadas botas de poco le servían , ya no eran mas que un trozo de cuero seco y unas tachuelas reventadas. Frotaba sus manos con fuerza para intentar entrar en calor intentando atravesar sus manoplas de tanta fricción, pero el frío era intenso, ySigue leyendo “No cierres los ojos.”

Un Halloween para la eternidad.

Las campanas de la iglesia comenzaron a tañer sin motivo aparente. Cualquier otro día me habría dado igual , pero esa noche era la noche de difuntos. En mi pueblo era algo solemne, velar los muertos, rezar por ellos en silencio y desear que sus almas estuvieran en un mundo mejor. Pero yo era joven. Quizás demasiadoSigue leyendo “Un Halloween para la eternidad.”

Reliquias..

Hola amigos!! Quien no a soñado alguna vez con encontrarse una reliquia del pasado?..convertirte en un explorador y descubrir algún genio mecánico de pasadas guerras. Imaginad descubrir Tanques enterrados en la arena o en el barro, o aviones que en su día fueron derribados y hoy reposan en algún lugar esperando ser rescatados y puedanSigue leyendo “Reliquias..”

El beso del adiós.

Sentada en la parte de atrás de aquel automóvil militar intentaba acomodarse como podía en mitad de aquella carretera bacheada por las bombas. Toda la población había sido evacuada porque los aviones aliados no dejaban de bombardear una y otra vez. Lo único que allí quedaba era una pequeña dotación antiaérea con cañones Flak 88 y un pequeño destacamentoSigue leyendo “El beso del adiós.”

LA CAMPANA.

Aparqué mi viejo automovil al lado de aquella torre de la iglesia. Debían ser como las 10 de la noche de un día cualquiera del mes de noviembre. Había sido un mes raro, lluvias y frio era lo habitual, aunque con mucha mas intensidad que en otros años. Miré a mi alrededor y observé queSigue leyendo “LA CAMPANA.”

Alas de Gavilán.

Llovía sin parar en aquel callejón oscuro. Su cuerpo estaba empapado y tiritando de frio. Aquella mujer era hermosa aún en la oscuridad de la noche, difuminada por las gotas de agua que salpicaban su blanco rostro y su piel de porcelana. Llevaba esperando allí varias horas de pié, esperando a alguien que por loSigue leyendo “Alas de Gavilán.”