13:30..en hora.

Levantó la mirada lentamente mientras apartaba el ala de su sombrero. Estaba apoyado en su coche, un viejo VW que siempre le acompañaba en sus viajes investigando todos aquellos casos que le llegaban a su pequeña agencia de detectives de la calle 33. Cuando dejó la policía no tenía bien claro que era lo queSigue leyendo “13:30..en hora.”