LA MONTAÑA.

Desde el balcón podía ver aquella montaña, altiva y poderosa que en otra épocas había sido un volcán. Rodeada y abrazada por las nubes daba la sensación de ser mas alta de lo que es realidad era. La solía gustar salir a respirar el aire puro, hinchar sus pulmones con el viento fresco de la mañana, ySigue leyendo “LA MONTAÑA.”

Samurai..la leyenda de Yukimura.

Toda su familia había sido Samurai desde el siglo X . Ahora en los albores del siglo XVII, Yukimura estaba sentado tomando un tazón de arroz blanco con yasai y nori al vapor, mientras observaba partir a los últimos soldados a la batalla. En la última había sido herido y trasladado por sus compañeros al poblado , sacándolo deSigue leyendo “Samurai..la leyenda de Yukimura.”

Anhelo y mar.

Empezar de nuevo, eso era lo que pensaba mientras estaba sentado en la orilla de aquella alta cornisa en lo mas alto del edificio. Miraba hacia abajo y veía a las personas como pequeñas hormiguitas manejadas desde un punto desconocido, donde como marionetas del destino hacían su labor sin parar y sin preguntar nada. Sacó un cigarrilloSigue leyendo “Anhelo y mar.”

Sueños de libertad.

Marina se había levantado temprano aquella fría mañana de invierno. La había costado un poco despegarse de sus calientes mantas en las que estaba envuelta , como si fuera una pieza de cristal muy frágil que se puede romper y permanece dentro de su envoltorio protegida y segura. Empezó asomando su nariz , percibiendo el intenso frío deSigue leyendo “Sueños de libertad.”

El abrazo final.

Sus ojos estaban enrojecidos de tanto llorar.Sus suspiros se mezclaban con las lágrimas que resbalaban por su mejilla mientras acariciaba la fría lápida con sus uñas arañando despacio el duro y pesado mármol. Llovía a cántaros,sin parar, dejando que su maquillaje hiciera dibujos en su bonito y triste rostro. Nadie estaba en el cementerio en ese momento, algoSigue leyendo “El abrazo final.”

La Cámara.

Llevaba allí demasiado tiempo.  Aún recordaba el momento del aquel flash que deslumbró sus ojos y que apenas pudo tapar con su brazo. En el intento de hacerlo su sombrero había volado por los aires y caído al suelo. Estaba en el año 1955, gran año, pero no para el. Estaba saliendo de un juzgado de Chicago, acusado deSigue leyendo “La Cámara.”

La barrera de tu vida.

La luna estaba en su pleno esplendor, como la noche, silenciosa y con una suave brisa que apetecía pasear por el viejo sendero del pinar. Todos conocían aquel camino descuidado en mitad de un bosque lleno de pinos y robles, en cuya orilla el tomillo,el Romero,y la lavanda hacían del paseo una amalgama de oloresSigue leyendo “La barrera de tu vida.”

Tras la selva.

El impacto fue terrible. Aturdida intentó descubrir que es lo que había pasado. Tenía todo el cuerpo dolorido por el accidente y una pequeña brecha en la cabeza. Tanteó como pudo a gatas hasta comprobar que era la única superviviente. Solo hacía unas horas que Silvie había contratado un pequeño avión, un Junkers f-13 muySigue leyendo “Tras la selva.”

Marie y la piel desnuda.

Acurrucada en su viejo diván vestida solo con una camisa vieja tres tallas mas grandes veía su destartalado televisor mientras saboreaba en su mano una copa de vino. Era una noche diferente, aunque no mas que cualquier otra. Marie siempre tenía la misma rutina, sentarse en aquel viejo sitio desgastado, encender la televisión y cambiarSigue leyendo “Marie y la piel desnuda.”

Desde la azotea.

Siempre le gustó aquel lugar. Cuando lo descubrió sintió que podía ser libre, observar sin ser visto, tener como cómplices a los pájaros que allí se posaban junto a la barandilla de su terraza de piedra. Llevaba allí una semana, sin apenas muebles, solo lo justo para vivir, pero tenía lo mas importante..su azotea .Sigue leyendo “Desde la azotea.”

El beso del adiós.

Sentada en la parte de atrás de aquel automóvil militar intentaba acomodarse como podía en mitad de aquella carretera bacheada por las bombas. Toda la población había sido evacuada porque los aviones aliados no dejaban de bombardear una y otra vez. Lo único que allí quedaba era una pequeña dotación antiaérea con cañones Flak 88 y un pequeño destacamentoSigue leyendo “El beso del adiós.”

El mascarón de proa.

Apenas podía abrir los ojos. Quemados por la sal y sol en mitad del mar lo único que le separaba de la muerte era un pequeño trozo de madera vieja. Ya había perdido la noción de cuanto tiempo llevaba a la deriva  puede que mas de 4 o 5 días , demasiados para un cuerpo que ya no podía mantenerseSigue leyendo “El mascarón de proa.”

Carretera al vacío .

El sonido de una serpiente de cascabel me hizo despertar de mi letargo de mas de dos horas allí tumbado en mitad del desierto . Cualquiera que escuche mi historia pensara que soy un loco que apareció perdido en mitad de la nada, y en lo de loco quizás se acercan un poco, pero noSigue leyendo “Carretera al vacío .”

El reloj sin hora.

El escaparate de aquella vieja tienda de antiguedades de la calle Strauss en Berlín estaba opaco y súcio por el polvo acumulado. Era como si toda la tienda en si fuera una antiguedad a la que observar como una reliquia del pasado, donde lo único vivo era el señor Hans, que por lo que seSigue leyendo “El reloj sin hora.”

El reflejo de ti mismo.

¨Si eres una buena persona..la gente se aprovecha de ti¨..dijo el anciano mientras volvía a hechar al caña al rio. Sentado en la vieja pasarela de madera, rodeado de bosque y arbustos frondosos cuyo color predominante era el verte intenso , el viejo formaba parte de aquel relajante paisaje. Junto a el, una joven deSigue leyendo “El reflejo de ti mismo.”

LA CAMPANA.

Aparqué mi viejo automovil al lado de aquella torre de la iglesia. Debían ser como las 10 de la noche de un día cualquiera del mes de noviembre. Había sido un mes raro, lluvias y frio era lo habitual, aunque con mucha mas intensidad que en otros años. Miré a mi alrededor y observé queSigue leyendo “LA CAMPANA.”

Alas de Gavilán.

Llovía sin parar en aquel callejón oscuro. Su cuerpo estaba empapado y tiritando de frio. Aquella mujer era hermosa aún en la oscuridad de la noche, difuminada por las gotas de agua que salpicaban su blanco rostro y su piel de porcelana. Llevaba esperando allí varias horas de pié, esperando a alguien que por loSigue leyendo “Alas de Gavilán.”

Flores secas

La mesa vacía y un plato de porcelana frio encima con dos cubiertos cruzados encima del mismo. La salita comedor de aquella casa llevaba cerrada mas de cien años, y aún así, aquel plato nunca se retiró de la mesa. El mantel era ya amarillo por el tiempo pasado, al igual que las telas deSigue leyendo “Flores secas”

Ojos perdidos

  Hoy..como de costumbre, os presento un relato original, espero que os guste, feliz día amigos!! Sentada en aquel antiguo altar de piedra  frente al mar ,escuchaba las olas romper sobre las rocas negras. Sus ojos no parpadeaban, solo estaban abiertos sin mas. Frente a ella, en medio de un islote estaba el castillo de laSigue leyendo “Ojos perdidos”

El espejo.

La colina mas alta del pueblo albergaba una de los conventos religiosos mas grandes y destruidos del lugar. Abandonada en plena desamortización de Mendizabal en 1836 ya no volvió a tener el explendor de entonces, estos son ahora otros tiempos. Desde la plaza al lado de la fuente su silueta imponía respeto a pesar del mal estadoSigue leyendo “El espejo.”

Corazón helado.

El sol ya había empezado a calentar y solo eran las 7 de la mañana. La verdad es que durante toda la noche el calor había sido el protagonista indiscutible arropandonos con su pegajoso tacto, sin poder pegar ojo, ni la asusencia de ropa ni los grandes abanicos de palmera accionados manualmente sobre nosotros hacíaSigue leyendo “Corazón helado.”

INSPIRACIÓN

Esa palabra que todo lo dice, que alienta nuestros sentidos de la manera mas perceptiva posible creando a tu alrededor todo cuanto desees. Esta parte de tí esta a veces dormida, y solamente se conecta cuando encuentra la energía adecuada. Inspiración es aquello que te lanza al vacío sin pensar el que o el porqué..aliadaSigue leyendo “INSPIRACIÓN”

Las 5 hojas.

Cuando los mas ancianos cuentan la leyenda de las 5 hojas, las personas que la escuchan se sienten estremecidos por lo emocionante del relato, pero en sí no es mas que eso, un cuento de viejos..decía Harry mientras sorbía despacio aquella cerveza negra en aquel bar del pueblo mas pequeño de la región. Los queSigue leyendo “Las 5 hojas.”

Abre los brazos..y déjate caer.

Estaba atardeciendo y el sol daba una sensación de hacer arder las colinas. Estabamos sentados juntos, observando la maravillosa escena de la naturaleza haciendo partícipes a nuestros ojos del ocaso del día. Los verdes prados se teñían de rojo y el viento corría entre la hierba susurrando lentamente suspiros de ansiedad y locura. Cerramos los ojos porSigue leyendo “Abre los brazos..y déjate caer.”

La Mosca Cojonera.

Llega el verano..mejor dicho..ya esta aquí!..y con el el solecito, la playa, la poca ropa, el morenito..y las moscas. Si amigos, inevitablemente tenemos un compañero de juegos que nos acompaña en cada momento..y no lo hemos pedido, viene de serie con el calor. Esas pequeñas voladoras, insistentes hasta la saciedad son capaces de hacernos saltarSigue leyendo “La Mosca Cojonera.”

El Cruzado.

Un ruido en la sala de aquel museo demostró que no estaba sola. Las puertas se habían cerrado hacía unos 20 minutos pero su afán de aventura hizo que se quedara escondida tras la gran columna central. Aquella escursión programada al museo de História era a su entender el ¨rollo mas grande¨..nunca la había gustadoSigue leyendo “El Cruzado.”

La maldición del ahorcado.

El camino era largo y estrecho. Su forma sinuosa llevaba su pedregosa senda hasta la colina del ahorcado. Todas las personas del pueblo la conocían desde hacía muchísimo tiempo ya que en ella se habían ejecutado a muchos réos y también en épocas de guerras a personas inocentes que tuvieron la culpa de estar enSigue leyendo “La maldición del ahorcado.”

El país de la eterna primavera.

Cuenta la leyenda que los hombres querían mas y mas, luchando hasta por lo más pequeño, el trozo mas ínfimo de terreno. No importaba el como ni el cuando, lo importante era tenerlo todo, batalla tras batalla. La naturaleza, cansada de tanta destrucción y miseria, sumió al país en un eterno invierno, largo y tenebroso.Sigue leyendo “El país de la eterna primavera.”

La semilla inmortal

Cuenta la leyenda que hace miles de años dos semillas fueron plantadas en lo mas profundo del un brondoso bosque. De ellas, a través de los tiempos, surgieron dos robustos árboles que con los años se entrelazaron con fuerza uno al otro. Los demás árboles estaban a su alrededor, como guardianes de un amor oculto,Sigue leyendo “La semilla inmortal”

Cierra los ojos y..

Cierra los ojos. Estas cansada/o del día que has tenido. Todo te ha salido mal, o mejor dicho, no es que las cosas no fueran como quisiste, sino que todo se confabuló para que se dieran la vuelta. Has llegado a casa ( Por fín)..o aún estás en alguna ciudad lejos de tu gente. EntrasSigue leyendo “Cierra los ojos y..”

Bajo el sombrero.

A veces hemos buscado encontrarnos a nosotros mismos, y lo mas dificil, es hacerlo. Unas veces te escondes bajo una armadura..otras es un escudo lleno de excusas que dibujan lo que no eres, y solo, unos pocos, se atreven a decir, este soy yo.¿ Has probado a escuchar tu propio yo? Empezó a llover ySigue leyendo “Bajo el sombrero.”

La selva de la desesperación.

Llevaba horas en aquel pantano. Tenía un tremendo dolor de cabeza y el cuerpo dolorido. Segúramente habían pasado várias horas desde que su canóa volcó al chocar contra aquel tronco en los rápidos de uno de los ríos tropicales mas salvajes. Intentó palpar a su alrededor mientras su mirada estaba aún enturbiada por su malSigue leyendo “La selva de la desesperación.”

La Mandrágora oculta.

Cuenta la leyenda que existió una vez una mandrágora que nació en el lado de un viejo pozo.Las gentes del lugar acudian a tocarla pues decían que quien lo hacía..podía rejuvener.Nunca se comprobo si era cierto, aunque el caso es que en ese pequeño pueblo no existía ningún cementerio, solo calles de colores y gentes sonrientes.Sigue leyendo “La Mandrágora oculta.”

DESIDERIUM.

No preguntes como llegó hasta a mi el manuscrito, el caso es que ahora estaba desplegado delante de mis ojos descubriendome todos sus secretos. Una ténue luz de una vela alumbraba el pergamino amarillento y comido por el tiempo. Pero esa luz era suficiente para señalar una palabra en el centro del mismo ..¨Desiderium¨. Hacía muchísimoSigue leyendo “DESIDERIUM.”

El palpitar de la ilusión.

Hola amigos!!..como sabeís siempre me gusta amenizar el Baúl con cuentos especiales, es la forma mas bonita de viajar, leer e imaginar. Espero que os guste!. Cada vez que pasaba por la calle no podía dejar de mirar aquel escaparate. Pegaba su inocente carita todo lo que podía embadurnando el cristal con su saliva, cubriéndoseSigue leyendo “El palpitar de la ilusión.”

El costurero mágico.

Hoy quiero escribiros un pequeño cuento de amor para que cuide vuestros sueños, espero que os guste!!.   Se había quedado dormida encima de su costurero. La noche la había atrapado con su dulce manto y no pudo resistirse a acurrucarse dentro de el. Llevaba cosiendo muchas horas, tantas que sus pequeños dedos estaban tullidosSigue leyendo “El costurero mágico.”

ABISMO DE ACERO..PARTE I

El impacto fué tremendo. Por un momento su cabeza pareció desprenderse de su cuerpo y volar a toda velocidad siendo golpeada por mas de cien garrotes. El era uno de los 5  tripulantes de un Panzer V . Aún se preguntaba que hacía allí dentro luchando por una causa perdida, esperando el desastroso final, oSigue leyendo “ABISMO DE ACERO..PARTE I”

El aroma

Como viajamos mucho y los viajes son la puerta a la cultura y la apertura de mentes, os he escrito este cuento para que disfruteís del día en vuestra ruta habitual. Ese aroma solo lo conocía en ese paraje. Los árboles que lo rodeaban tenían flores de diferentes colores, desde el blanco mas puro alSigue leyendo “El aroma”

La tormenta de verano

El cielo estaba anaranjado y el calor sofocante hacía que respirar fuera dificil. De vez en cuando pequeños remolinos de viento levantaban el polvo seco del camino. Miré hacia el cielo, su color era embriagante y a la vez imponente, cruzandose una amalgama de colores que presagiaban una gran tormenta. Yo estaba solo en aquelSigue leyendo “La tormenta de verano”

La sonrisa.

Allí estaba, al otro lado de aquella sala fría y llena de gente. Llevaba esperando mas de 4 horas el trén que según le habían dicho nunca se atrasaba, pero por lo visto, eso se lo decían a todos. Enfundado en su viejo abrigo negro, y con su sombrero de ala ancha, daba una sensación deSigue leyendo “La sonrisa.”